INVIERNO

 

   
         
             Camisetas               Forro polar  

         

                  Chaqueta

 

 

VERANO

       
         
    Camisetas    

 

 

VESTIMENTA O ROPA DE LA PARTE SUPUERIOR:

En esta sección de la vestimenta o ropa de la parte superior de nuestro cuerpo la voy a dividir en dos secciones una será de invierno y otra de verano.

Invierno:

Es recomendable usar la «Técnica de las tres capas» que consiste en utilizar tres prendas clave, según se desarrolle la actividad con diferentes desniveles, altitudes, cambios de temperatura y condiciones meteorológicas.

Por lo tanto al combinarlas de diferentes maneras conseguiremos mantener nuestro cuerpo en la temperatura idónea sin pasar frio, calor o humedad.

Como recomendación con el sistema de las tres capas, cuando nos sobra ropa por excesivo aislante, debemos quitarnos y guardar la segunda capa para recurrir de nuevo a ella en el descanso.

Primera capa:

Camiseta térmica es la primera prenda que estará en contacto con nuestra piel, suelen ser de materiales sintéticos como el poliéster con algo de algodón y material elástico.

De esta manera la camiseta queda ajustada a nuestro cuerpo y por lo tanto conseguiremos mantener el calor corporal, pero a su vez traspirara nuestro sudor producido por el esfuerzo.

Por ejemplo: para unas temperaturas que oscilen entre los – 15 º negativos y + 7º positivos existen camisetas térmicas que van desde los 7€ hasta los 20€ que nos pueden servir perfectamente.

Segunda capa:

Forros polares como segunda capa es una buena elección. Es una prenda hecha a base de botellas de plástico recicladas, es cálida, muy ligera, suave, transpirable y absorbe muy poca cantidad de agua, lo que le hace una prenda muy recomendada para actividades en la montaña.

Existen en varios gramajes de grosor que van desde: 100, 200 y 300 a mayor gramaje mas calidez conseguiremos que nos aporte esta prenda. Por lo tanto depende mucho de lo frioleros que seamos a la hora de adquirir dicha prenda.

El único inconveniente es que son altamente inflamables, con lo que tenemos que tener cuidado al realizar alguna fogata para calentarnos.

La solución es buscar forros polares que vienen con impregnaciones ignifugas, aunque resultan un poco mas caros.

Tercera capa:

Chaquetas esta prenda tiene un amplio abanico de elección, que dependerá de muchos factores, pero si queremos una prenda multifunción que nos sirva para todas las condiciones climáticas hay que irse a prendas técnicas con un coste algo más elevado, pero que nos sirven en todas las condiciones meteorológicas.

En cuanto a mitigar el fuerte viento en ocasiones gélido que muchas veces sufrimos en la montaña, estas chaquetas técnicas nos aíslan perfectamente evitando que el aire entre en nuestro cuerpo y haga bajar nuestra temperatura corporal.

Estas chaquetas también las podemos adquirir con distintos grados de impermeabilidad, ese grado se evalúa por medio de un test que mide la presión que resiste un tejido por las denominadas columnas de agua.

Según la norma ISO (Organización internacional de Normalización) un tejido es impermeable si resiste una columna de agua superior a 15.000mm (15 m).

Esta norma utiliza los PSI (libras x pulgada cuadrada) para medir la resistencia estática de un tejido a la presión de agua. Cuanto más alto es el valor, más impermeable es el tejido. Las equivalencias aproximadas serían:

• 10 -15 PSI = 5.000mm

• 25 – 30 PSI = 10.000mm

• 40 PSI = 20.000mm

Diremos que a mayor columna de agua, mayor impermeabilidad. En consecuencia, será más difícil que la presión que ejerce la cantidad de lluvia consiga hacer traspasar dicha membrana.

Al comprar este tipo de chaqueta debemos fijarnos también en que las costuras y las cremalleras estén selladas o protegidas y no dejen pasar el agua.

Si elegimos chaquetas menos impermeables la solución es llevar en nuestra mochila un chubasquero en el enlace de esta prenda daremos mas detalles para su adquisición.

Verano:

En esta época lo más normal y habitual es tener mejor tiempo, mas soleado y caluroso por lo tanto las prendas que deberemos utilizar deben estar adaptadas a las altas temperaturas y también para proteger nuestra piel de los rayos solares.

Pero nunca debemos olvidarnos que la actividad en la montaña se ve afectada por muchos factores y algunos son fijos, pero otros son muy cambiantes rápidamente.

Uno de estos factores fijos es la altitud que hace que la temperatura varíe bastante y donde el viento también juega un papel importante en estos casos produciendo una sensación térmica mayor o menor según las circunstancias meteorológicas.

La latitud es otro de estos factores fijos a tener en cuenta, donde vamos a desarrollar nuestra actividad, por lo tanto deberemos conocer las principales características climatológicas del lugar que vallamos a visitar y recorrer.

Otro y muy variable son las tormentas que se pueden generar rápidamente en esta época estival y que ponen en riesgo cualquier actividad si no vamos lo suficiente preparados para ello.

Por lo tanto aparte de las prendas que menciono en esta sección, nunca debería faltar en verano en nuestra mochila, un gorro, unos guantes, chubasquero cortavientos o chaqueta dependiendo de los factores mencionados anteriormente.

Camiseta:

Las camisetas que podemos encontrar de poliéster son ideales para la práctica de senderismo en nuestro país. Son ligeras de secado rápido y transpirables. Es recomendable comprarla de un color medio ya que los colores claros dejan pasar los rayos ultravioletas y las de colores muy oscuros absorben todo el calor aumentando nuestra temperatura corporal. La mayoría viene con un tratamiento para evitar los malos olores producidos por el sudor.