Gafas de sol:

Entre los accesorios imprescindibles tampoco deben faltar unas gafas de sol, para proteger nuestros ojos de los rayos ultravioletas. (UV)

Exponer a nuestros ojos a radiación solar, puede significar daños fotoquímicos en la retina y córnea, es decir que los rayos infrarrojos son capaces de quemar los tejidos externos provocando zonas ciegas en el ojo.

Comentar también que las gafas de sol es bueno utilizarlas también en invierno cuando tengamos que andar en la nieve y sobre todo bajo el sol, pero aunque el día este nublado es recomendable su uso porque la acción reflectaría podría dañar nuestra cornea.