Casco de montañismo o escalada:

Cuando planificamos o asistimos a una ruta de montaña, es imprescindible conocer los lugares y pasos complicados que tendremos en ella, alguno de estos pasos se pueden desarrollar por senderos o incluso caminos por debajo de grandes paredes o acantilados y de ellos se pueden desprender por varios motivos piedras o rocas como por ejemplo: Dilataciones sobre todo en los cambios de temporadas, también animales como buitres, rebecos, cabras montesas etc. pueden desprender rocas en sus andaduras por los riscos superiores a nuestro paso. Otra situación donde se pueden desprender piedras o fragmentos son en las pequeñas trepadas de los compañeros de aventura que nos preceden en el ascenso. 

Mas circunstancias peligrosas serian pasos invernales con nieve o hielo por corredores con pendiente pronunciada,  donde cualquier caída puede que nos pudiéramos dar de bruces con alguna roca o saliente hasta conseguir parar.

Pasos por aristas donde rocas salientes hacen que nuestro caminar sea lento y cuidadoso, también en vías ferratas y otras adaptaciones del medio con otros sistemas de aseguramiento. 

Creo que todo lo expuesto anteriormente puede entrar dentro de la disciplina de montañismo y como hemos visto se pueden producir situaciones y motivos suficientes como para hacer uso del casco y esto hace igualmente que sea un material imprescindible para proteger la fragilidad de nuestra cabeza en numerosas ocasiones. 

Tipos de Cascos según su composición: 

Rígidos: Cascos generalmente de plástico ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno). Pueden llevar almohadilla interior de poliestireno (construcción híbrida), además de su estructura textil de ajuste a la cabeza. (Mas recomendado para actividad de montañismo)

Ligeros: Cascos de espuma expandida moldeada (polipropileno, poliestireno –también denominado EPS–…). Con una finísima lámina exterior de protección del elemento de absorción, generalmente en policarbonato. Dicha lámina puede recubrir solo la parte más alejada de la cabeza, o envolver en construcción “sándwich” tanto los cantos como la propia cara que da al usuario.

Ultraligeros: Cascos realizados en polipropileno sin ninguna capa externa, lo que hacen que la durabilidad sea menor pero primando la ligereza o cascos mezclando las espumas con Kevlar y fibra de carbono, mas caros y de mayor longevidad en el tiempo.

A la hora de elegir un casco debemos tener en cuenta la homologación del mismo, pero si practicamos varias disciplinas deportivas, existen en el mercado algunos que pueden servirnos para varios deportes, es una buena anotación a tener en cuenta cuando vayamos a comprar uno, así no tendremos que adquirir y tener en casa varios modelos. 

Recordad también que algunos cascos vienen con un sistema de regulación de ajuste, pero otros van por talla, en este caso tendremos que seguir las instrucciones del fabricante a la hora de pedir o comprar uno, para elegir el que mejor se adapte al tamaño de nuestra cabeza.