Braga de cuello:

Es una pequeña pero importante prenda para el invierno, ayudándonos a proteger nuestra garganta, boca y oídos en caso de bajas temperaturas o fuerte viento gélido. 

     

 

Aquí es importante puntualizar y recalcar la importancia de respirar por la nariz, ya que si lo hacemos así el aire frio que entra por nuestra garganta y pulmones es mucho menos frio que si lo hacemos por la boca y aparte como todos sabemos se regula mejor el nivel cardiovascular al realizar cualquier esfuerzo.  

Existen también bragas mas finas para protegernos en las tres estaciones mas cálidas en situaciones de ascensiones o expuestas al fuerte viento estival.