Bastones:

Los bastones son otro de los elementos importantes cuando caminas por el campo o la montaña, existen de varios materiales: madera los mas antiguos y de aluminio o fibra de carbono los mas actuales que son extensibles y ajustables por sistema de giro o palancas de presión y casi siempre se dividen en tres tramos, para recogerlos y llevarlos con facilidad incorporados en un lateral de la mochila cuando no hacemos uso de ellos. Los de carbono son los mas caros pero los mas ligeros. Aquí podemos ver las partes de un bastón:

La altura adecuada de colocar un bastón es en la que el brazo y nuestro codo formen un ángulo de 90 grados, eso para terrenos llanos, en bajadas alargar esa longitud unos centímetros dependiendo de la inclinación y en subidas acortarlos con el mismo criterio de inclinación del terreno. No se debería dar el caso en el senderismo, pero si tenemos que hacer alguna pequeña trepada o bajada entre piedras la mejor solución es plegarlos y ponerlos en la mochila para tener total libertad de manos para agarrarnos.

Partes de un bastón:

Una empuñadura de goma espuma o corcho será mucho mas cómoda que una de plástico duro a la hora de realizar excursiones largas con ellas y una dragonera o correa de sujeción ajustable también hará que en caso de que se nos escape el bastón podamos perderlo y para que nuestras muñecas descansen en cada movimiento.

Existen bastones que en el ultimo cuerpo extensible llevan un pequeño amortiguador interior para absorber los impactos y así poder liberar de ese sufrimiento a nuestros brazos.

Las rosetas las hay de dos tipos: unas mas grandes para evitar que nuestro bastón se hunda en la nieve y la mas pequeña para evitar que lo haga en terrenos barrosos o encharcados y en zonas pedregosas para que no se metan entre las piedras y nos hagan un efecto palanca y en definitiva caernos.

Las puntas de los bastones son metálicas para aumentar el agarre y la durabilidad y los tapones que suelen venir con los bastones sirven para dar mas superficie de apoyo sobre asfalto, proteger así dichas puntas y disminuir las vibraciones hacia nuestro brazo.

Entre las funciones de unos bastones caben destacar:

  1. Mejoran notablemente nuestro equilibrio, reduciendo el riesgo de lesiones.

  2. Evitan la sobrecarga de nuestras piernas, rodillas y tobillos al aumentar los puntos de apoyo en cuatro en lugar de dos.

  3. Pueden servir de elemento disuasorio ante algún animal salvaje o suelto que podamos encontrarnos.

  4. Ayudan a marcar el ritmo de nuestro paso.